El espectáculo de la trufa negra sobre hielo

Trufate

El Palacio de Hielo de Jaca acogía este sábado la gran fiesta culinaria de la provincia de Huesca en torno a la trufa negra (tuber melanosporum). Trufa – te llegaba a la comarca de la Jacetania en su duodécima edición y como en años pasadas fue en disfrute para los sentidos y un rotundo éxito de público. Gracias a eventos como Truta – te, impulsados por la Diputación Provincial de Huesca para fomentar el cultivo de uno de los productos estrella de nuestra gastronomía, la trufa negra es cada vez más conocida y apreciada por el consumidor. Así quedó patente el sábado con un evento que reunió a unas 4.000 personas llegadas de varios puntos de la geografía altoaragonesa pero también de otras comunidades.

Hacía una década que este certamen que recorre la geografía provincial no regresaba a Jaca. Y lo hizo de la mano de las propuestas de once establecimientos de la comarca que trabajaron para elaborar las 12.000 raciones repartidas, además de con los 12 kilos de trufa negra, con productos autóctonos de esta zona como puede ser la ternera pirenaica, la papada de Berdún, el queso de Villanúa o el pan de Santa Cilia, así como las verduras y hortalizas de la huerta jacetana.

 

La gastronomía se maridó con el ocio con exhibiciones de patinaje, curling y hockey por los clubes jacetanos y música de dj Santoro para afianzar su carácter festivo, gracias a la la colaboración de DPH, la Asociación de Recolectores y Cultivadores de Trufa de Aragón y el ayuntamiento anfitrión, además de los propios restaurantes jacetanos y las marcas comerciales que suministraron la bebida.

Yema sobre parmentier trufado, migas y láminas de buey’

Restaurante Oroel fue uno de los once restaurantes de la comarca participantes en Trufa- te 12 con el plato ‘Yema sobre parmentier trufado, migas y láminas de buey’.

 

Os dejamos la receta por si os animáis a prepararlo y os invitamos a que nos visitéis en Jaca y podáis probarlo en nuestro restaurante, donde os daremos todo tipo de indicaciones sobre su elaboración.

 

Ingredientes

Patatas, 4 huevos, pan duro, longaniza de Berdún, 2 dientes de ajo, aceite, 12 lonchas finas de solomillo de vaca Txogitxu, trufa negra, flores comestibles, cebolla crujiente y flor de sal.

 

Elaboración

Se preparan las yemas a baja temperatura poniendo los huevos en el horno a 60º durante 95 minutos al vapor.

Entre tanto ponemos en remojo el pan y sofreímos el ajo con la longaniza durante  10 o 15 minutos.

Igualmente habremos puesto a cocer las patatas con piel durante unos 20 minutos, hasta que estén blandas. Una vez frías, las pelamos y trituramos con el aceite de oliva que debe llevar una semana macerándose con la trufa negra. El resultado ha de ser un  puré de textura suave.

 

Emplatamiento

Pondremos el parmetier en un aro, haciendo un hueco en el centro donde depositaremos la yema del huevo, a la que habremos retirado previamente la clara. En el lateral, pondremos las migas en forma de camino hacia el parmetier y, sobre este, colocaremos las láminas de solomillo, aromatizaremos con la trufa rallada, decoraremos con dos flores comestibles sobre las migas, cebolla crujiente y escamas de sal.

 

¡¡Y listo para comer!! Un delicioso mundo de sabores invadirá nuestros paladares.

Compartir en: