La Ciudadela de Jaca

La Ciudadela de Jaca, también conocida como Castillo de San Pedro, es uno de los edificios más singulares y distintivos de Jaca. Su construcción se inicio en el año 1592 por orden de Felipe II, tras la huida de Antonio Pérez del Hierro y el intento de invasión del valle de Tena por tropas francesas, capitaneadas por el antiguo secretario del Rey, en enero de 1592, y también como elemento apaciguador de las posibles revueltas internas y religiosas. La construcción se demoro más de un siglo.

.

En la actualidad se encuentra situada casi en el centro de la Ciudad (entre nuestros dos hoteles), si bien originalmente se situaba en fuera de los muros de la ciudad, en una zona llamada Burnao. Inicialmente no fue bien recibida por los jaqueses, que la consideraban en aquel momento una amenaza para sus fueros y privilegios.

La ciudadela, construida bajo las ordenes del comendador Tiburcio Spanochi, de origen italiano, tiene planta pentagonal con baluartes artillados en forma de flecha en todos los ángulos, dos casamatas en los flancos de cada baluarte, fuertes y anchos muros en todo el perímetro. Como parte del sistema de defensa cuenta con un foso seco con contraescarpa para dificultar el avance de los potenciales atacantes. La entrada al recinto se realiza cruzando a través de un puente de tres arcos que termina en un puente levadizo que da acceso al interior del recinto. Este tipo de diseño, llamado de traza italiana, surgió de la necesidad de contrarrestar eficazmente a los ataques de un ejército provisto de una artillería cada vez más especializada. Es la única construcción de esta tipología de fortaleza que se conserva en el mundo sin apenas cambios en su diseño original.

En el interior se encuentra el área de vida y servicios donde se ubicaban los principales edificios:

  • Una zona para el acuartelamiento de las tropas, con capacidad para más de 300 soldados, se situaba en la parte central, con los muros paralelos a las murallas, formando una gran patio de armas. Todos estos edificios se levantaron por separado y posteriormente se unieron, tal y como se conservan en la actualidad.
  • La iglesia del siglo XVII, dedicada a San Pedro, cuenta con una portada barroca con columnas salomónicas (siglo XVIII) y una pila bautismal románica (siglo XI).
  • El polvorín ubicado en la pared norte fue construido también del siglo XVII cuenta con muros de roca porosa que mantiene la humedad y la temperatura estable para conservar de forma adecuada la pólvora. En la actualidad se conserva en su estado original.

Los conflictos bélicos en los que ha participado son escasos, el más importante tubo lugar durante la guerra de la Independencia, el 21 de marzo de 1809 fue asaltado por tropas napoleónicas y recuperado casi 5 años después el 17 de febrero de 1814 por soldados españoles al mando del General Espoz y Mina.

Actualmente la Ciudadela alberga diferentes actividades culturales y el Museo de Miniaturas Militares, siendo una visita imprescindible si vienes a Jaca. Puedes consultar los horarios en su web.

Compartir en: