Paseo por la solana de Jaca

Continuando con nuestras pequeñas excursiones por los pueblos de La Solana de Jaca, muy cerca de nuestra ciudad, podemos disfrutar de un recorrido sencillo, prácticamente llano, hasta el pueblecito de Abay.  Aproximadamente 5-6 kilómetros de ida y otros tantos de vuelta, que no nos llevarán más de un par de horas, y en los que podremos  disfrutar del paisaje, a la vez que descubrimos alguna belleza arquitectónica. Es un paseo bonito en cualquier época del año.

Salimos desde el “Rompeolas”, el pequeño mirador que hay al final del Paseo de la Constitución y nos encaminamos hacia el puente de San Miguel.  Después de pasado el puente, seguimos la senda a la izquierda que discurre por la orilla derecha del río Aragón, por el antiguo camino de Santiago.

A la izquierda acompaña el camino la vegetación,  próxima al río, mientras a la derecha con campos labrados, la senda se hace poco a poco más ancha y abierta, hasta que llegamos a la zona del arroyo Castellito, donde nos encontramos el puente nuevo de la autovía en construcción, que cruza el río; dejamos el puente a la izquierda y cogemos una pequeña  subida a la derecha, y nos encaminamos por la pista toda  llana hasta Abay, el tendido eléctrico  nos confirma que vamos en correcta dirección, ya que no hay ninguna señalización.

Justo antes de la entrada del pueblo descubrimos un pequeño monumento, sencillo pero muy bonito,  es la Cruz de Término de Abay; se trata de una columna de piedra con una pequeña cruz en alto (ahora deteriorada en un extremo), y escalonada en su base, donde se puede tomar asiento.

Abay, aunque con pocas casas, posee una iglesia  muy bien cuidada y de reconocido valor: es la iglesia parroquial de San Andrés; de estructura original románica del siglo XII, fue modificada en periodos sucesivos, como en el siglo XVI  del que resalta su portada barroca. Alberga algunos elementos muy valiosos,  además de un tímpano románico, posee una talla románica de la virgen conel niño, algunas pinturas del siglo XIV y una talla barroca de San Andrés,

 

El regreso es más agradable por los bonitos  paisajes y vistas que encontramos, con la Peña Oroel al fondo. Al llegar a la zona del puente nuevo de la autovía, seguimos la pequeña senda que nos lleva a la pasarela peatonal para cruzar el río Aragón, y regresar por la margen derecha del río. Siguiendo el camino continuamos entre campos y algunas casas, hasta encontrar la carretera de Jaca a Pamplona, y que nos lleva a la altura del cementerio de la ciudad. Desde aquí tenemos la opción de coger el camino Mocorones, paralelo al río, con bonitas vistas de La Solana, terminando en el Paseo de la Constitución, o bien, para prolongar un poco más la caminata, en un par de kilómetros aproximadamente, tomamos  el “Sendero de los Miradores”  a la derecha del cementerio, y que, siguiendo hacia el este, discurre como en alto, sobre la zona de la estación de depuración de aguas y el rio gas, con vistas muy agradables con la Peña Oroel.

 

 

Otra posibilidad para el regreso, podría ser tomar desde Abay el camino a Banaguas, para desde allí encaminarnos a Guasillo y Asieso, que ya conocemos de jornadas anteriores.

 

Compartir en: