Raquetas de nieve con Aragón Aventura

Como ya sabéis, trabajamos en Inturmark Hoteles y nos dedicamos a aconsejar actividades, a relatar las bondades de nuestro territorio, la belleza de nuestros valles y montañas y las increíbles posibilidades que ofrecen…pero en ocasiones…pecamos de «caseros» y no nos lanzamos a realizar actividades que nuestros visitantes y huéspedes están demandando, como el senderismo invernal con raquetas de nieve. 

Esta semana unos cuantos compañeros de Inturmark hemos aprovechado para disfrutar de nuestro entorno. Nos hemos calzado las raquetas de nieve y hemos dado un precioso paseo por la cabecera del Valle del Aragón.

Pero hay que reconocer que el mérito no es todo nuestro…fueron nuestros amigos de Aragón Aventura quienes se ofrecieron a iniciarnos en este deporte de montaña que gana adeptos día a día y que ha encontrado en el Pirineo un territorio perfecto donde desarrollarse.

Nuestro guía, Juan, nos esperaba en la sede de Aragón Aventura donde nos explicó las medidas de seguridad básicas en el senderismo invernal, uso del Arva y otros consejillos útiles para la ruta.

Aparcamos la furgoneta en la frontera de Somport, con un día gris que amenazaba lluvia y que no nos ofrecía grandes vistas de los colosos del valle, que sabemos que están muy cerca, detrás de los nubarrones.

Juan nos presta el material (raquetas y bastones) y nos aconseja sobre la mejor forma de ajustarlas.

Primeros consejos e inicio de la ruta

Tras unos consejos básicos sobre los giros y la posición del cuerpo en ascenso y descenso iniciamos la ruta por el «Bosque del Urogallo», en pleno Parc National des Pyrénées. El camino comienza ascendiendo un pequeño cerro entre pinos. Al llegar a la cima Juan nos asegura que desde allí se obtiene una panorámica fantástica de la cabecera del valle del Aragón…nosotros le creemos, ¡cómo no! pero no vemos ni torta…y además una dura ventisca está empezando a resultar molesta.

Primeras rampas

Primer mirador, Arcoiris en el Valle del Aragón

Continuamos la ruta en dirección sur, vamos directos hacia las paredes de Candanchú pero nos detendremos al llegar a la «muga», en la frontera entre Francia y España. El tiempo está mejorando y el sol comienza a brillar, ahora sí que podemos disfrutar de las vistas que ofrece esta zona privilegiada.

Ajustando las raquetas para el descenso

Nuestra ruta se une al circuito de raquetas de «Le Somport», aunque al estar ya fuera de temporada el recorrido es muy tranquilo y la sensación es totalmente montañera. El paseo es sencillo y los consejos de Juan (y sus huellas) nos van facilitando el camino. Aunque esto no nos libró de unos cuantos culetazos, con la única consecuencia de las carcajadas del resto.

Descenco dirección SomportEstamos empezando a soltarnos con las raquetas de nieve cuando regresamos a la vertiente norte, con un suave ascenso hasta el Col de la Bessata, donde nos refugiamos del viento y aprovechamos para dar buena cuenta de los almuerzos variados. La tortilla de Jesús y los chocolates de Arancha compiten por el premio «Masterchef» a major almuerzo. Para la próxima ya hemos apuntado la bota de vino a la lista de equipamiento imprescindible.

Tras el almuerzo, continuamos el camino, hemos cambiado las vistas del Aspe y los picos de Candanchú, por la Raca y el valle francés del Aspe, donde el sol esta luciendo.

La mayor parte del regreso es en descenso, y tenemos la oportunidad de aprender una nueva técnica que nos permite bajar como las balas las pendientes más pronunciadas…

Nueva técnica de bajada

Terminamos nuestro recorrido circular tras disfrutar de un precioso final atravesando uno de esos hayedos del Pirineo en los que hay que estar atento por si aparecen duendes o gnomos…mágico escenario.

atravesando el bosque del Urogallo

Nos quitamos las raquetas justo a tiempo, durante la bajada a Jaca cae un chaparrón de los buenos ¡nos hemos librado por los pelos! Y para celebrarlo…qué mejor manera de terminar la mañana que con un buen arroz. Nuestros compañeros se portaron de maravilla y disfrutamos como enanos de un Arroz meloso de ajetes tiernos y calamares en la Arrocería Oroel.

Restaurante Arroceria Oroel

En resumen, una actividad fantástica para toda la familia, que mejora mucho si contamos con la ayuda, el “saber hacer” y la experiencia de Aragón Aventura y de guías como Juan: ¡Repetiremos seguro!

JOSE MARI PALACIO

One thought on “Raquetas de nieve con Aragón Aventura

Los Comentarios están cerrados.

Compartir en: